domingo, 3 de febrero de 2008

¿Espejismo restaurador?

El templo románico asfixiado entre edificaciones adosadas.
¿El principio del renacer? Se ha eliminado uno de los cobertizos.
.
Templo Parroquial, fines s.XII, Nogales de Pisuerga (Palencia).
.
Este magnífico edificio, se conserva prácticamente íntegro: ábside con presbiterio; sobre él linterna, cuya cúpula se sustenta en trompas, esculturadas con los símbolos del Tetramorfos; la nave, que termina en el hastial oeste con amplia ventana, sobre la que cabalga una espadaña de tres vanos; y las cornisas, sustentadas sobre canes con variadas esculturas.
Pero se trata de un edificio sitiado, por todas partes tiene añadidos que le restan parte de su elegante belleza. A los pies de la nave, se pega una estructura cilíndrica para acceder al cuerpo de campanas; en el muro norte se adosan dos cobertizos, a la nave y al presbiterio; en la cara sur, una gran sacristía tapa esa parte del ábside hasta la nave; también la linterna, que fue recrecida de mala manera.
Sin embargo, sería tan fácil de recuperar. Alguien ha dado un primer paso, eliminando el cobertizo adosado al norte de la nave, de modo que la portada ha vuelto a ver la luz. Aunque, falta por limpiar la capa de enfoscado que estropea los sillares. ¿Se trata de una “cata”, para la posterior restauración a fondo? ¿O es tan solo otro espejismo, sobre la recuperación del patrimonio románico? ¿Se acabará rebajando la exagerada sacristía, hasta dejar al descubierto los canes absidales del sur? ¿Se derribará el cobertizo restante del norte?
A quien corresponda, pedimos se recupere todo lo recuperable en este bello templo, si no lo hiciere sea condenado a picota y cepo, expuesto a la pública vergüenza.