jueves, 31 de enero de 2008

Aprendiz de mucho, maestro de nada

Templo de la Asunción, ábside románico s.XII, Barrio de Santa María (Palencia).
Capitel de la ventana absidal, los ancianos espíritus de la vegetación. Magister de Moarves.
.
Ábside románico, nave de la epístola y bóvedas góticas, portada renacentista, sacristía neoclásica. El precioso templo románico, que aquí hubo, se fue "transmutando" según las formas constructivas de cada época. Todos quisieron superar a sus predecesores, pero lo único que consiguieron fue amontonar fragmentos, sin llegar a conseguir un todo coherente. Pudieron haber edificado una iglesia gótica, próxima a la románica, o una renacentista, y tener dos joyas. En lugar de eso crearon esta mole, sobredimensionada e informe, a costa de privarse y privarnos de un templo románico que hubo de ser excepcional, si juzgamos por los escasos restos escultóricos conservados, en línea con lo mejor del Magister de Moarves.
A quien pueda haber correspondido responsabilidad en todo ello, con carácter retroactivo de siglos condenamos a picota y cepo, por desposeernos de la espiritual belleza románica, preexistente, sin ser capaz de sustituirla por otra que la superase. Despreciemos a los necios que sacrifican el tesoro que ya poseen, soñando con el que son incapaces de conseguir.