martes, 22 de enero de 2008

Los templos mueren en pie

Templo de San Jorge, s.XII, Despoblado de San Jorde (Villabermudo, Palencia).

Interior del templo, pila bautismal entre escombros.
.
El pueblo quedó abandonado en los años sesenta, su templo resistió intacta hasta 1975 y al poco comenzó el expolio sistemático. Cuanta verdad es, que "del árbol caído todos hacen leña". Arrancaron la ventana románica, capiteles, canes, molduras y cuanta piedra tallada se les rindió. Actualmente, el saqueo es completo. De sus ricas esculturas sólo queda un destrozado, irreconocible, canecillo. Y en el interior, bajo los escombros de la techumbre, entre cascotes y vigas podridas, una sencilla pila bautismal que nadie ha querido molestarse en transportar porque no está tallada. Sus muros, sirven para desahogo de mozos "grafiteros", mientras los sillares caen, sucumbiendo al embate de los elementos, sin que a nadie se le caiga la cara de vergüenza.
A quien corresponda, exigimos haga algo con urgencia -aunque no sabemos qué-. De todas formas, sepa que ha sido condenado a picota y cepo, por haber consentido la práctica desaparición de un templo románico, cuya riqueza escultórica y simbólica es ya irrecuperable.