martes, 1 de septiembre de 2009

“Monumento Nacional Particular”

“El Monumento Nacional,
de mi finca, es particular,
cuando llueve se moja
como los demás.
Agáchate, y vuélvete a agachar,
que para entrar a verlo
te voy a cobrar y ni una foto harás…”
(Proyecto para canción infantil de corro).
.
El magnífico templo románico de San Pedro de Tejada, s.XII, en Puente Arenas (Burgos), fue declarado Monumento Histórico Artístico, en febrero de 1935, y Monumento Nacional, en noviembre del mismo año. No obstante lo precioso del edificio, se trataba de un inmueble y finca procedentes de la desamortización, que fueron comprados al Estado, por la familia Huidobro, en 1851. Y así continúa… privada, rodeada de rejas, muros y prohibiciones.
.
Aunque se beneficia de la protección, ayuda y subvenciones oportunas del Estado, para ese tipo de edificios, todo lo cual sale del bolsillo del contribuyente, los propietarios, en ejercicio de su derecho, no se privan de restregarnos por las narices el carácter privado del lugar. Primero, mediante una gran reja que impide ni siquiera el acercamiento al templo, una vez traspasada aquella, en las horas habilitadas para la visita, todavía hay que humillarse ante el obsceno letrero de "Propiedad particular", pasar otra cerca, y luego pasar por taquilla. De modo que, si no es en horarios hábiles, la “habilidad” de los propietarios impide incluso acercarse al exterior del templo.
.
Y queda el mayor dolor, una vez en la puerta nos encontramos con un mísero cartel impidiendo la toma de fotos. Lo de “mísero” no es metáfora, se trata de una papel reutilizado por el dorso, donde, con la torpeza que la foto muestra, se prohíben las cámaras en el interior del recinto. No es por maldad ni estulticia, es por sentido comercial, pues en el chiringuito donde cobran la entrada también venden diversos libros sobre el templo. Piensan los dueños, con razón monetaria, que si impiden fotografiar el interior alguien picará y comprará en su pequeña librería.
.
A quien corresponda: Si es Monumento Nacional, protegido por las leyes del Estado y subvencionado con nuestros impuestos, ¿cómo es que permite usted su gestión de manera privada y restrictiva? ¿Por qué se consiente que un bien cultural nacional sea tratado como un negocio? ¿Cómo admite que, año tras año, crezcan los obstáculos para acercarse al templo: rejas, muros, puertas?
Ponga pronto remedio a este desaguisado, conjugando los intereses de los propietarios con los de los contribuyentes, paganos y sufridos sufridores de la prepotencia de los dueños “del invento”. Si no lo hiciere, vaya a picota y cepo, a ser posible a una picota “de propiedad particular”, donde encima deba usted pagar para estar aherrojado al cepo.
.
Salud y fraternidad.

7 comentarios:

Riviere dijo...

Ya sé que me hago un poco pesado con lo de las fotos,es simplemente dar fe una vez más de lo estúpida de la prohibición por un "posible deterioro",(aparte del animus lucrandi).Estuve hace poco en la Cova dels Vilars,en Os de Balaguer,donde se hallan una pinturas rupestres de gran valor(como todas,por otro lado).Están datadas las más antiguas entre 6.500 y 3.200 a.d.C.,el amable guía que nos abrió la verja,(que impide la entrada de los vándalos),nos dijo:"¿Tienen las cámaras preparadas?",tras lo cual pudimos hacer fotos a placer,(y con flash,y a 20cm. de las pinturas),y aquí paz,y después gloria...
Y si quisimos comprar libros,donde pagamos la entrada había de sobras,y sin sufrir veladas coacciones como en el caso que nos relatas.
Un abrazo.

Lima dijo...

Vergüenza tras vergüenza. Desgraciadamente hay muchos casos de propiedades privadas como esta. Me estoy acordando de Villaescusa de Palositos donde un propietario particular ha hecho desaparecer un pueblo.

Montacedo dijo...

Yo lo tengo claro desde hace mucho. En mi opinión en la inmensa mayoría de los casos el tema de las fotos tiene que ver con buscar un "hipotético" aumento de publicaciones (antes también postales). Tal vez el mayor absurdo de esta práctica sea el hecho de que el comprar o no entos folletos o libros no depende nunca (o casi nunca) de que nos hayan dejado hacer fotos o no.

A san Pedro de Tejada hace mucho que no voy, pese a tenerlo relativamente cerca. Antiguamente se podía visitar con cierta facilidad el exterior. Creo que es probable que se haya ido corriendo el boca a boca de que el exterior es con mucho lo más significativo y que los propietarios, al ver el riesgo de reducción de ingresos, hayan tomado medidas al respecto.

mizo dijo...

Joder! Siempre con el mismo asqueroso interés.
Alguna vez seremos modestamente civilizados.
Tal vez...

Alberto Calderón dijo...

Lo de San Pedro de Tejada es estúpido y ridículo, pero es sólo la punta del iceberg. En San Pedro de Tejada no dejan acercarse al templo sin pagar; en la abadía de San Quirce, también en Burgos, no dejan siquiera aproximarse a un kilómetro del templo (ni se llega a ver) y te informan descaradamente de que no hay establecido régimen de visitas (y también es BIC pagado por todos). De hacer fotos ni hablamos, porque nos haría falta una avioneta. Ídem en Espinosilla de San Bartolomé (y además creo que el pueblo entero está privatizado), y no muy diferente debe de ser, aunque no lo he comprobado personalmente, en las granjas de Villahizán y Retortillo, la segunda de las cuales tiene una de las mejores iglesias mozárabes de la provincia, que casi nadie conoce porque, claro, no se puede conocer. Después de todo casi habrá que estar agradecidos a los de San Pedro de Tejada por concedernos la gracia de poder ver su iglesia y comprar libros sobre ella...

Y esto hablando sólo de Burgos y de románico, que si no perderíamos la cuenta... Si empezamos a plantar las picotas a la vera del camino, como las cruces de los romanos, iban a llegar desde aquí hasta Madrid.

PS: El ejemplo contrario es Bujedo de Juarros, también propiedad particular, donde el personal del servicio nos atendió impecablemente, y sin trabas para la fotografía. Aunque puede que ahora haya cambiado, porque creo que murió el dueño. En cualquier caso, un pequeño monasterio cisterciense que merece la pena ver, y fotografiar, y que muestra el buen hacer de esta orden incluso en sus obras más modestas.

Alkaest dijo...

En efecto, es solo un pequeño, pero no insignificante, ejemplo de la estulticia y mala fe del personal. ¡Y todavía tenemos que estar agradecidos, porque hay gente mucho peor que ellos!

Pero, claro, ¿cómo va la "propiedad privada", de suyo egoista, a ser amable y generosa, cuando una parte no despreciable de las instituciones "oficiales", las "autoridades competentes", son las primeras en actuar de forma manifiestamente "mafiosa".

Insisto, nos entán empujando hacia las "barricadas fotográficas", hacia la "guerrilla digital", y los "comandos megapixel", que tomen por asalto los lugares prohibidos, para hacer fotos por las buenas o por las malas...
Quizá no hoy, ni mañana, ni el año que viene, pero algún día...

Salud y fraternidad.

Baruk dijo...

Bueno si la guerra digital es tu propuesta, podemos incluir ya mismo en nuestro foro románico una avanzadilla de las fotos prohibidas de este templo en cuestión...y que sabes bien son una pasada!

Te atreves? te atreves?


Salud y románico

PD. Ah, se me olvidaba... y también protesto porqué cobran igual pero ya no dejan subir a la torre

*