martes, 12 de enero de 2010

¿Picota “enrollada” o Rollo “empicotado”?

El castro arévaco, sito en la vía romana que une Segontia con Uxama, pasando por Termancia, se conoce desde el medievo como Retortillo, ahora apellidado “de Soria”. Fue una villa amurallada, de cuyo cerco restan algunos lienzos y dos de sus puertas. Del s.XIV es la “Puerta del Oeste”, popularmente conocida como “Arco de Abajo” o “Arco de Sollera”. Pasando bajo el arco, guarnecido por altas torres de flanqueo, con sus matacanes, se sube una larga calle que va a dar a su Plaza Mayor, en cuyo centro se alzaba la característica picota.
Al coronar la empinada cuesta y desembocar en la plaza, nos espera una sorpresa, en medio del espacio público se levanta ahora una “cosa”, que todavía hace a muchos retortillenses, o “aforrines”, encomendarse a Nuestra Señora del Prado, románica patrona de la villa, cada vez que se topan con el bulto...
.
En el centro de la plaza se irguió, durante siglos, una picota o rollo jurisdiccional, hasta que, en 1931, el diputado de Izquierda Republicana, Artigas Arpón (1881-1950?) mandó sustituirlo por una “moderna” farola, elemento más progresista y práctico. Hace dos años, debido al renovado interés por la historia y monumentos del pasado, la farola se “transplantó” a los remozados lavaderos, para colocar en su lugar un “monumento conmemorativo” de la perdida picota.
Nos parece muy bien, el problema es que, el “presunto monumento”, se parece a una picota como un huevo a una castaña. Se trata de un conjunto pétreo, más adecuado para una rotonda cualquiera, donde tantos “monumentos” al absurdo se elevan, que para una plaza rural donde se pretende conmemorar algo concreto “y reconocible”. Aunque claro, “i-reconocible” si que es, tanto, que la juventud del lugar, desconociendo sus antecedentes, lo ha bautizado como “el mechero”.
.
A quien corresponda: los “aforrines” no se merecían esta ofensa cultural, así que, por desvirtuar el recuerdo, amén de la estética ancestral, de picotas y rollos jurisdiccionales, con este “monumento” geométrico-engendroso, vaya usted a picota y cepo, hasta que el paso del tiempo derribe esa pesadilla conceptual. Pesadilla que habrá costado sus buenos euros, aunque mejor será no entrar en el cuánto, el quién, el cómo y el por qué...
.
Salud y fraternidad.

4 comentarios:

Alkaest dijo...

[Reproduzco a continuación, el comentario que me envía una simpática "aforrina" sobre esta entrada].

Hola !!

Soy de Retortillo de Soria,... nacida allí, en casa de mi abuela... Y es muy raro, pues no soy tan mayor, ... ya se nacia en los hospitales. Pero mi padre, viviendo en otros lugares de España, quería que sus hijos nacieran en Retortillo, su pueblo, y de sus ascendentes.
Ya más raro, es que mi madre tambien fuera natural de Retortillo, al igual que sus antepasados.., Lo normal era que te ennoviaras con alguien del pueblo de al lado,... cómo mínimo.
Y para el colmo de una Retortillense,... es que la maestra del pueblo (cuando nací debía haberla), le dijo a mi padre, que cómo no iba a llevar una niña, el nombre de la Virgen. Así me cayó el nombre de la 'románica' Virgen del Prado, patrona de Retortillo.
El 'arco de abajo', bonita foto, es el que lleva a la ermita de la Virgen.
Soy la única Mª del Prado de Retortillo, nombre que de adolescente odiaba y me quería cambiar,..., y ahora me da personalidad.
Un amigo me ha mandado el enlace de tu escrito 'Picota enrrollada o rollo enpicotado', y me ha gustado, como me gusta todo lo que viene de Retortillo en particular, o de Soria en general.
Lo que no sabía era que el monumento actual de la plaza, fuera una picota ?,.. lo conociamos como el mechero.
¿Cual es la historia de la picota?

Alkaest dijo...

Amiga María del Prado.

Gracias por tu interés y comentarios.
Te resumo lo de la picota, ya que te supongo lo bastante joven como para desconocer el tema.
El elemento que se denomina "rollo" o "picota", es una columna de piedra, más o menos artística, situada sobre unas gradas, y advertía que esa villa o pueblo, era de jurisdicción señorial, o real. Y que, dichas entidades, tenían allí autonomía jurisdiccional para administrar justicia.
Por tanto, dicha columna era utilizada también como lugar para la ejecución de ciertas penas. En el código de las Partidas, s.XIII, ya se cita como una de las penas menores para afligir al delincuente, al exponerlo al escarnio de la comunidad.
Mediante un cepo de madera, colocado en pies, o manos, o incluso el cuello, el condenado permanecía encadenado a la picota, durante los días que le correspondiesen.
Los delitos, acreedores de tal pena, solían ser menores: escándalo público, hurtos, fraude en pesas y medidas.
A partir del s.XIX, con la evolución de los sistemas políticos y de justicia, se consideró que las picotas, como símbolo de vasallaje señorial y elementos de castigo penal corporal, eran injuriosas para el "pueblo soberano". A partir de ahí comenzó la destrucción de estos elementos, que todavía no se ha detenido...

Salud y fraternidad.

Diario de un burgense dijo...

Hola,

Soy el autor del blog "Diario de un burgense - Blog de El Burgo de Osma".

Simplemente queria dar la enhorabuena por tu blog (me gusta el romanico y Soria y la comarca de El Burgo de Osma) de ahi que haya isfrutado con su lectura, y tambien mandar un saludo a tus lectores sorianos.

Un saludo desde Diario de un burgense - Blog de El Burgo de Osma.

RIVIERE dijo...

Que bonito,Alkaest,se me han saltado las lágrimas...Se nota en la ejecución,que el artista ha intentado transmitir el trasfondo onírico en sé y per sé de la obra,sin conseguirlo,combinando los volúmenes hasta llegar al bodrio escultórico.
En mi pueblo había una "cruz de término",quizá antigua picota,no sé si se estilaba esto en mi zona...A mi me gustaba sentarse a sus pies,más que nada por tener "mi sitio en el rollo",era un símbolo identitario,aquí sólo se sientan los del pueblo y punto pelota.La tenía delante de casa...Donde vivo actualmente hubo una,la desmontaron hace tiempo y yace en el depósito municipal...no sé a quién le molestaba la cruz,la verdad...aparte de al que diseñó la plaza,que arrasó ya de paso con los bancos de piedra que dieron reposo a nuestros antepasados...hacen compañía a la cruz en el depósito,excepto los que se han llevado los particulares a sus jardines...
Un abrazo.