domingo, 29 de noviembre de 2009

Miñón: el colmo del reciclaje...

Quienes cantan las excelencias del reciclaje, de residuos urbanos, deberían poner al menos los medios para que el público pueda llevarlo a cabo con comodidad, pues resulta habitual llegar ante los contenedores y no saber en cual de ellos debemos depositar ese objeto, que no es papel, ni vidrio, ni envase plástico. Esto mismo le ha sucedido al “Excelentísimo Ayuntamiento” de Miñón (Burgos), pues llegó al punto de reciclaje cargando un templo románico, ya muy usado, y al no encontrar un contenedor adecuado para él se vio obligado a dejarlo allí, junto a los contenedores, esperando que el servicio de recogida se haga cargo y lo envíe a la planta de reciclaje que corresponda. Y ya es desgracia, que existiendo hasta cinco contenedores, no hayan puesto uno para recoger templos románicos en desuso...
.
Aunque, si bien nos fijamos, dando una vuelta al templo, debemos concluir que la gente, especialmente los ayuntamientos, derrochan a tontas y a locas. El edificio está muy usado, es de un modelo antiguo, pero todavía está entero y con algunos “complementos” interesantes, como ese “juego de cables a los cuatro vientos”, o ese “registro eléctrico empotrado”, o esas prácticas “farolas adosadas”.
.
Si hasta tiene “calefacción, con sistema de expulsión de humos”, mediante típica chimenea de hojalata, a través de ventanuco enrejado, de gran solera y reciedumbre estética.
.
Incluso, a pesar de su gran antigüedad, está dotado con “sistema de alarma mediante infrarrojos y sensor de movimiento”. Vamos, un "espanta-cacos" en toda regla.
.
Vean, vean, si también posee una muy útil “escalera con barandilla metálica”, para subir a la espadaña, que se realza con “farola lumínica de alto consumo”.
Y a pesar de todo ello, el templo ha sido llevado a los contenedores para ser reciclado, pues seguramente el Excelentísimo Ayuntamiento, ha comprado uno más moderno, de pantalla plana, con TDT, estéreo, bajo consumo...
.
A quien corresponda: Ponga ya un poco de orden en el tema del reciclado y los contenedores, para que los ayuntamientos no se vean obligados a tirar, sin ton ni son, en cualquier lado, los monumentos fuera de uso. Si no lo hace, vaya usted a picota y cepo, hasta que las ranas peludas se queden calvas.
.
Salud y fraternidad.

6 comentarios:

juancar347 dijo...

No se te escapa una, Maese Alkaest. De este episodio, recuerdo una excelente lección celta que me diste: el árbol, la piedra, la fuente y la iglesia. Un abrazo

Alkaest dijo...

¡Compadre Juancar, que he calao! Tú tiras la piedra, románica, y escondes la zarpa...

Pero, esa "piedra", correspondería más al Laberinto Románico. Quizá algún día...

Salud y fraternidad.

RIVIERE dijo...

Si es que la gente deja los templos románicos en cualquier parte...Vivir para ver...
Un abrazo.

Pilara dijo...

Sr. Alkaest...

Puestos al habla con la autoridad incompetente se nos informa que todo está convenientemente estudiado y planificado, lo que sucede es que usted visitó el lugar antes de la recogida; que viene teniendo lugar,como se acordó en pleno, cada treinta de febrero de forma puntual . Por lo que la empresa encargada de la concesión (Primos S.A.) ya ha recibido la correspondiente subvención.

Atentamente.

Paco Torralba dijo...

No, no es el colmo. Por lo menos esos contenedores se pueden mover. En Prádena del Rincon (Madrid) han puesto unos de los fijos justo de lante de la única galería porticada románico-mudéjar de la Comunidad de Madrid. Eso si es el colmo.
Si quieres, te mando fotos.
Salu2

Carlos Sousa dijo...

Que tal Alkaest.
Cuanta retranca (como diríamos os galegos) muestras en este post. Desde luego es genial, no le falta de nada al Punto Limpio ese, hasta templo y todo.
La escalerita a la campana, todo un ejemplo de ingienería.

Un saúdiño